sábado, 17 de enero de 2009

Llega un momento que de tanto doler ya no sientes nada.

3 comentarios:

Phoenix dijo...

Ánimo :***

Besos

Pepe dijo...

Muchas veces, el dolor nos hace más humanos y nos llena de una luz que embriaga nuestro devenir.
Luchamos sin fuerzas y hay a veces que hasta vencemos el dolor, pero lo importante es resistir, no desfallecer. Todo es, lo que nosotros queramos que sea. Nuestro alrededor, nos conmueve y nos hunde. Hay veces hay que hay que pensar en otras cosas.

Estoicolgado dijo...

pero el tiempo pasará, inevitablemente

verás...
gracias.