sábado, 28 de febrero de 2009

Insomnio

Qué difícil se me hace todo. En cada paso intentar no reandar lo caminado. Qué locura. Tratar de colocar mis pies en las huellas que dejamos del pasado. Qué mal suena: "pasado"...se me hace un mundo en cada letra. Pensé que sería más fácil, ¿sabes? Cada día haciéndome más fuerte, o aún creyéndolo, para que mi cabeza pudiera mandarle un mensaje a mi corazón. No hace caso. Hoy me sorprendí buscándote en cada esquina. Me pareció verte, en una sonrisa, en un gesto, en una palabra, en un susurro o tal vez en un grito. Yo no estoy para esto. Correr no sirve de nada. No sirve tampoco alejarse. ¿Alejarse de qué? Porque la pregunta para mi no es de quién. Aunque si tuviera que contestarla sería de mi misma. Ya ves. Qué desastre. Intentar alejarme de mi misma, de mi corazón, de mis sentimientos...echar cubitos de hielo en mi carácter, apagar el fuego de mis labios sonrientes. Qué triste. Buscar tu calor entre la gente. Qué miedo. No encontrarlo. No encontrarte. No encontrarme...



Llevo unos días dándole vueltas.
¿Cuánto vive aproximadamente una persona? ¿80 años? ¿90 años?
¿Y qué significa uno tan sólo del camino?

Muchos pueden sacar estadística, probabilidades, hacer teoremas y teorías cuánticas, físicas y metafísicas. Podría hacer una teoría de juegos sobre el tema (la semana pasada empecé a leer un libro de iniciación).

Un año, 12 meses, 52 semanas, 365 días (cuando no uno más, tampoco hay q ponerse , quisquillosos), 8 765 horas, 525 948 minutos y 31 556 925 segundos. Ni más ni menos. Una insignificante porción de nuestra existencia. Para algunos. Para otros, quizás es toda la vida. La razón por la que creen sentirse completos. El motivo por el que cada mañana sonríen al despertar.

2 comentarios:

Estoicolgado dijo...

supongamos que las cosas no se miden por lo que duran...

Adonis dijo...

Eso de insomnio es tema que conocemos casi todos por una u otra razon, pero siempre las de cuore son las que menos nos dejan reposar; nos envuelven en una tela de araña, sin porsiblidad de escapar, hasta que llega el alba y la claridad ,y todo se ve desde otra optica.